Durante mucho tiempo se acuñó el término “cirugía laser” para referirse a la cirugía mínimamente invasiva -la cirugía percutánea- del pie. El laser tiene algunas y buenas aplicaciones en cirugía pero no es, precisamente, en el terreno de la cirugía del antepié donde están sus más frecuentes indicaciones.

          El laser es un instrumento de corte y por ello se utiliza para la sección de tejidos. En el caso de un hallux valgus -juanete-, dedos en garra, dedos en martillo… y todas las indicaciones habituales de la cirugía percutánea del pie, lo que se hace es seccionar partes blandas con un bisturí y el hueso con fresas metálicas específicamente diseñadas.

          Por tanto, lo del laser es un término que no refleja la realidad. Así tenemos que decirlo, informando correctamente a los pacientes y acabando con la charlatenería de quien pretende conferir un carácter mágico a una técnica que no lo necesita. Bastante “mágico” es el procedimiento, una maravilla técnica, fruto de la imaginación, investigación y audacia de pioneros admirables.

3 Comentarios

  • sílvia
    18/01/2011
  • Eduardo
    22/01/2011
  • sílvia
    23/01/2011